Nuestro Blog

Ortodoncia y Embarazo

¿Eres mujer y te preguntas cómo afectaría un tratamiento de ortodoncia a tu embarazo? Conoce los 3 factores más importantes a tener en cuenta

La ortodoncia es completamente combatible con un embarazo; eso sí, se deben tener en cuenta una serie de factores que sí podrían afectar en cierta medida:

Las radiografías:

¿Son perjudiciales para el bebé?. Si, la radiación puede llegar a provocar alteraciones en la formación del feto, especialmente en el primer trimestre de embarazo.

¿Son necesarias? Si, antes de comenzar el tratamiento de ortodoncia es necesaria la realización de una serie de pruebas diagnósticas entre las que se incluye una radiografía panorámica y una radiografía lateral de cráneo.

Con lo cual, si te quedas embarazada durante el tratamiento de ortodoncia, no hay ningún problema; pero si estando embarazada previamente quieres iniciar el tratamiento de ortodoncia, habrás de esperar.

La gingivitis gravídica o del embarazo:

¿Sufriré problemas de encías por llevar aparato? No. Respecto a las encías, conviene señalar que la causa por la queun porcentaje elevado de mujeres desarrollan gingivitis es debido al cambio hormonal que tiene lugar durante el embarazo.

Sin embargo, los problemas de inflamación o sangrado de encías pueden minimizarse mediante una buena higiene dental diaria y si es necesario, acudiendo a tu dentista para higiene profesional cada 3 meses.

¿La ortodoncia me causará más molestias por estar embarazada?

No, cuando llega el momento de la revisión del aparato y se producen ajustes, es posible que puedas sentir molestias las primeras horas o incluso los primeros días, igual que cualquier otro paciente.

En estos casos recomendamos tomar un paracetamol para poder sobrellevar esos momentos, medicamento permitido durante el embarazo.

Ahora que ya dispones de toda la información en relación a la ortodoncia y embarazo, ya puedes tomar una decisión. Lo ideal es realizar tu estudio de ortodoncia completo para diagnosticar el problema de forma correcta antes de quedarte embarazada, y a continuación ya puedes planificar el embarazo.

Y así en un tiempo no sólo tendrás un bebé precioso, sino también una sonrisa perfecta y saludable.